El Área Sanitaria Sur de Córdoba pierde 180 profesionales sanitarios provocando el cierre de plantas hospitalarias y servicios

Viernes, 28 de Junio de 2013 12:56 Noticias - Salud
Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE Córdoba ha denunciado que los recortes sociales, laborales y retributivos en el Área Sanitaria Sur de Córdoba, (creada tras la fusión del Hospital Infanta Margarita y el Distrito Sanitario Córdoba Sur), con un total de 262.777 ciudadanos con derecho a atención sanitaria, han supuesto la destrucción de 180 puestos de trabajo en el sector sanitario público, con una disminución en el presupuesto sanitario del Área Sanitaria, solo en el Capitulo Uno (Personal) de 8.411.026 Euros, lo que supone una disminución en la financiación de un 12,3 % con respecto a 2011.

Presupuesto.- SATSE informa que el capítulo I (Gastos de personal) ha evolucionado en descenso vertiginoso desde la entrada en vigor en 2012 de los distintos Decretos sobre recortes. Explica el Sindicato de Enfermería que en el año 2011 el presupuesto del Hospital Infanta Margarita fue de 34.064.767€, y el del Distrito Sur de Córdoba de 36.411.914€, sumando ambos un total de 70.476.681€. En el año 2012 el presupuesto del capítulo I del Área Sanitaria Sur de Córdoba descendió hasta los 64.158.504€, encajando una pérdida de 6.318.177€ (contrayéndose un 9% el presupuesto).

En 2013 el presupuesto asignado ha sido de 62.065.655€ , reduciendo otros 2.092.486€ (disminuyendo otro 3,3% el presupuesto); lo que nos sitúa en una pérdida acumulada con respecto a 2011 de 8.411.026€ (disminución acumulada en dos ejercicios de un 12,3%).Plantilla de profesionales: Según un estudio comparativo realizado por SATSE entre los años 2011 y 2013 se han perdido un total de 180 puestos de trabajo, 91 en el colectivo de Enfermería (Enfermeras y Auxiliares de Enfermería), 43 facultativos, 44 de personal de gestión y servicios (Administrativos, celadores, mantenimiento y servicios), y 2 Cargos. En términos globales supone un recorte de un 10% de la plantilla sanitaria del Sur de Córdoba que en 2011 se situaba cerca de los 1900 profesionales.

Estos datos vienen a justificar las quejas y denuncias continuas de SATSE de pérdidas de profesionales de Centros de Salud como el de Cabra o Puente Geníl, la eliminación parcial de la Unidad de Cuidados Paliativos, el cierre de plantas y servicios, la anulación de sesiones quirúrgicas, así como la amortización y  destrucción de puestos de trabajo de todas las categorías profesionales.

Cartera de servicios y afectación al ciudadano. Para  SATSE no cabe duda que esta es la causa (el descenso del presupuesto de 13.3% y de la plantilla en un 10%), para cerrar plantas, quirófanos (se han cancelado sesiones quirúrgicas), amortizar puestos de trabajo, etc. Advirtiendo el Sindicato de Enfermería que estos son los motivos por los que se están incrementando los tiempos de respuesta quirúrgicos, de demora en consultas y pruebas diagnosticas, conociendo SATSE (pese al esfuerzo de la Dirección en la opacidad de estos datos), que muchos ciudadanos se encuentran en los límites de tiempo  máximo de espera que establecen los distintos decretos de garantías.

Finaliza SATSE insistiendo que las partidas destinadas tanto a Salud como a Educación, implican una redistribución de la riqueza en las comarcas, que no se benefician de las ventajas que se obtienen con la centralización de servicios públicos que concurren en las capitales de provincia, por lo que en definitiva se está produciendo un empobrecimientos del territorio sur por disminución de la inversión pública y una descapitalización de los recursos.

Al respecto SATSE asegura que con estos recortes volvemos a estar a la cola de Andalucía en conversión sanitaria “per cápita”, son los ciudadanos del sur de la provincia de Córdoba los que tienen una menor asignación presupuestaria en salud. Recordando el Sindicato de Enfermería, que históricamente eran los últimos del territorio andaluz, hasta mediados de la década pasada en la que tras el trabajo de plataformas, sindicatos y partidos políticos se consiguió subir algún escalón, cuestión que se ha perdido de un plumazo, por lo que será necesario volver a debatir en toda su profundidad la discriminación que se  impone a los ciudadanos de la Zona Sur de Córdoba.