Satse denuncia que en el Hospital Infanta Margarita la dirección ingresa a pacientes en sillones pese a que hay camas libres

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El Sindicato Profesional de Enfermería SATSE-Córdoba denuncia ante la ciudadanía que esta mañana ha amanecido el hospital de Cabra con 10 pacientes ingresados en Observación y 5 en Sillones, muchos de ellos (al menos cinco pacientes) pertenecientes a Medicina Interna, mientras existen camas libres en las plantas de hospitalización.

Según SATSE, desde la Dirección se está gestando el cierre de plantas para verano. De manera que aún no existiendo documento escrito por parte del Gerente  que recoja lo que hoy se evidencia y denuncia SATSE (el Director Gerente cuida su futuro político y gestor), informaciones verbales que no podemos identificar y la vía de los hechos, demuestran que desde hace días desde la Dirección se está trabajando para no ingresar pacientes, concretamente en la 6ª Planta de Medicina Interna, planta que aunque no se diga abiertamente está decidido que se va a cerrar.


Puestos en contacto desde SATSE con trabajadores de la 6ª planta de Medicina Interna, confirman todos los profesionales que durante el verano se les ha comunicado que estarán repartidos por otros servicios, por lo que es fácil prever las intenciones de la Dirección. En lugares cercanos a la Dirección se comenta que existen instrucciones centralizadas de no reconocer  cierres, para no favorecer el desgaste político.


SATSE lamenta que existiendo habitaciones libres se obligue a los pacientes a estar ingresados en sillones, escondiéndoles a los usuarios que existen estancias más confortables. Puesto SATSE en contacto con distintos pacientes ingresados en sillones en la mañana de hoy, estos han manifestado su deseo de poder estar ingresados en una habitación normal, en la que puedan estar acompañados por un familiar, disponer de aseo y armarios para colocar sus enseres personales, y el confort de una cama que se agradece cuando se pierde la salud. Estos pacientes no conocían que existen camas disponibles, lo que genera incomprensión con la Dirección del centro.


Finaliza SATSE exigiendo que no se cierre  ninguna cama, y propone el sindicato de Enfermería que en los casos de existir camas libres durante el verano se establezca un protocolo de asignación de habitación individual a pacientes frágiles, graves, desorientados y/o sociales, que mejore la calidad asistencial de estos pacientes. Ello haría compatible el ahorro y la eficiencia necesaria en los momentos actuales con la mejora de la calidad asistencial. Ya que concluye SATSE no podemos admitir que pacientes estén ingresados en sillones y a unos metros más arriba tengamos habitaciones disponibles, por intereses mezquinos y economicistas de la Dirección Gerencia.