SATSE alerta de que los recortes en sanidad de la Junta están afectando a los pacientes mientras no recorta en cargos directivos

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

El Sindicato Profesional  de la Enfermería SATSE-Córdoba muestra su radical   posicionamiento contrario a los recortes que están sufriendo  los ciudadanos y los profesionales en la sanidad del sur de la provincia, los cuales sin duda, repercuten en una disminución de la cartera de servicios  ofertada y en una pérdida en la calidad asistencial. Insistiendo que “hay margen para eliminar cargos directivos sin impacto al paciente”.

La foto asistencial de hoy, informa SATSE, es que en un Centro de Salud donde trabajaban 10 profesionales de Enfermería, hoy existen 7 (siempre existen bajas o incidencias sin sustitución). En una planta de hospitalización donde existían 3 Enfermeras de tardes, hoy trabajan 2. Por tanto en Atención primaria  no se puede asumir la totalidad de los programas asistenciales, ni los de educación para la salud. En Hospital la falta de profesionales de Enfermería implica un menor contacto enfermera-paciente, ya que se ven obligados a priorizar actuaciones y cuidados al paciente,  con las consiguientes demoras y alteración de la  asistencia que se presta al paciente.

Sin embargo, asevera SATSE, pese a volcarse la totalidad de los recortes en la cabecera del paciente, bien sea en atención primaria o en hospital, en Enfermería, en Médicos o Anestesistas, con un efecto directo en la atención sanitaria y en las listas de espera que comienzan a demorarse; La Dirección se niega a aplicar recortes en el lobby Directivo, pese a existir duplicidades de cargos.

Así pues, alega SATSE, en el sur de la provincia existe un Área Sanitaria con 2 Direcciones de dos Unidades de Gestión Clínica,  con un presupuesto superior a los 140.000 €. Hqoy el Hospital tiene una Unidad de Gestión Clínica de Urgencias y los Centros de Salud otra Dirección de U.G.C. de Urgencias. La fusión de los dos ámbitos asistenciales (Primaria y Hospitalización) ha supuesto el recorte de puestos de trabajo base, fundamentalmente administrativos, de enfermería y médicos, pero al staff directivo no hay quien lo toque, algo que cada vez  más claman los profesionales.

Igualmente ocurre con Unidades de Gestión Clínicas  “paralelas” o de áreas del conocimiento convergente, como son Traumatología y Rehabilitación. Hoy tenemos  dos Unidades de Gestión Clínica, una de Traumatología y otra de Aparato Locomotor y Rehabilitación, que disparan el gasto y  desorientan al paciente, estas dos  Unidades disponen de sendos cargos Directivos, por  lo que la fusión de ambas, como ocurre en distintos hospitales andaluces supondría un ahorro para los ciudadanos de otros 70.000€ y una mayor agilidad en el proceso asistencial.