Dalda cree innecesaria la polémica por la portada de la agenda escolar en la que aparece Franco, pregunta a Camacho si las ayudas para material escolar destinadas a familias desfavorecidas están ya disponibles y tranquiliza a los padres del Al-Yussana

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

El concejal no adscrito Vicente Dalda ha hablado esta mañana sobre varias cuestiones relacionadas con la Concejalía de Educación que dirige la socialista Encarnación Camacho, empezando por su expulsión ayer de la Junta Rectora del Parque Infantil de Tráfico (PIT) ordenada por Camacho.


Dalda recordó que las sesiones de los órganos colegiados municipales, como lo es el consejo rector del PIT, se graban para que haya constancia de ellas en audio y si luego hay alguna discrepancia con lo escrito en las actas se pueda acudir a dicho audio para resolver la duda.

Vicente Dalda criticó “la prepotencia de los inútiles” de la que a su juicio hizo gala Camacho al ordenar a la Policía Local que le desalojase de la reunión por pedir primero que se grabase la sesión, a lo que se negó la concejala de Educación, y al querer a continuación grabarla él lo que fue prohibido igualmente por la también exdirectora del IES Marqués de Comares.

Dalda se negó a marcharse de la Junta Rectora y aguardó en donde se celebraba, la Sala de Concejales, a que los agentes lo desalojasen cogiéndolo del brazo, ocurrido todo ello tranquilamente sin estridencia alguna. Dalda estudiará si es legal o no la orden dada por Camacho al cuerpo policial para que lo desalojara y recordó que un concejal tiene derecho a tomar notas y grabar las reuniones, siendo cosa distinta si hace un uso público de esas grabaciones. “¿Qué teme esta señora para impedir que se graben las reuniones?” se pregunta Vicente Dalda.

Por otra parte, Dalda reprochó a Camacho que se dedique a ejercer de manera autoritaria su cargo mientras desatiende sus funciones, como por ejemplo teniendo cerrado el Parque Infantil de Tráfico todo el verano por no haber previsto la sustitución de uno de sus empleados, trasladado a otra dependencia municipal por orden de Camacho, por otro.

El concejal Dalda también reclamó a Camacho saber si las ayudas municipales dirigidas a familias necesitadas para la compra de material escolar están ya disponibles para entregarlas, dado que ha empezado el curso escolar y ahora es el momento en que más les hacen falta, o tendrán que esperar a diciembre para recibirlas, como sucedió en 2016.

En cuanto a la polémica desatada por la portada de la agenda escolar patrocinada por el Ayuntamiento que se distribuye entre el alumnado de Primaria, consistente en una fotografía de la exposición permanente dedicada a la escuela inaugurada hace unos meses en la Casa de los Mora, en la que se reproduce un aula antigua en la que aparece colgado un retrato de Franco, Vicente Dalda la considera innecesaria.

El edil recordó que toda la Corporación municipal se hizo una fotografía de grupo ante dicha aula cuando se inauguró la exposición en la que se recrea la historia de la educación pública desde sus inicios hace algo más de un siglo y se rinde homenaje al esfuerzo de los maestros que ejercieron la docencia en diferentes etapas de la Historia de España en ese periodo representadas por varios retratos de Jefes de Estado: Restauración (Alfonso XIII),  II República (Alcalá-Zamora y Azaña), Franquismo (Franco) y Democracia (Reyes actuales). Ésa era la intención del grupo de profesionales de la enseñanza que trabajó para crear la exposición, explicó Vicente Dalda y con idéntico propósito fue elegida como fotografía de portada por el equipo docente en el que Camacho delegó el diseño de la agenda escolar, añadió.

Pero ante la controversia surgida, Dalda criticó que la concejala de Educación mostrara ayer desconocimiento sobre la fotografía elegida como portada y convocase de urgencia a los directores de los colegios lucentinos precisamente en un día complicado para ellos como es el de comienzo del nuevo curso académico para tratar sobre la portada e improvisar como solución la impresión de unas pegatinas a poner en las agendas explicando el sentido de la fotografía escogida como portada. “Si Camacho confía en su gente, no les haga esto”, aseveró Dalda.

 

AL-YUSSANA

Por último, Vicente Dalda quiso tranquilar a las familias con alumnos en el colegio Al-Yussana ante la información difundida ayer por un sindicato de la rama educativa sobre la falta de alimentos en comedores escolares de la provincia, entre los que se citaba a este colegio lucentino, de la que podría deducirse erróneamente que el centro está “invadido por cucarachas”.


Aunque nada más lejos de la realidad, puntualizó Dalda, precisando que él es el concejal que representa al Ayuntamiento de Lucena en el Consejo Escolar del Al-Yussana y por esto conoce y valora muy positivamente “la magnífica labor realizada por el director y la plantilla docente del centro”. Dalda contactó ayer con el mencionado director, quien le explicó que la única incidencia que tuvo lugar este lunes en su comedor escolar es que faltaron alguna verdura y algunas piezas de fruta, lo que se solventó partiendo las disponibles para que ningún alumnos se quedase sin esta parte del menú. También faltaron algunos productos de limpieza.  Por lo demás, la cocina y el comedor estaban limpios desde el viernes y los 155 alumnos que almorzaron allí estuvieron atendidos por siete monitores, una ratio correcta para esa cifra de comensales según la normativa vigente.