Restaurados el pilar de 1674 en Cortijo Grande del Duque y la rana del Parque Infantil de Tráfico de Lucena

Jueves, 26 de Marzo de 2009 16:35 Noticias - Cultura
Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La delegación municipal de Patrimonio Histórico ha llevado a cabo la restauración del Pilar del Cortijo Grande del Duque, también conocido como descansadero de Almagro, una fuente de 1674 ubicada en este paraje que se sitúa a pocos kilómetros del casco urbano en dirección hacia la barriada de Las Vegas. También ha quedado restaurada la fuente con forma de rana del Parque Infantil de Tráfico de Lucena.

 

El concejal de Patrimonio, Manuel Lara Cantizani, ha visitado hoy el Pilar junto a la restauradora Eva Montilla y el arqueólogo municipal, Daniel Botella.

Los trabajos, desarrollados entre octubre del pasado año y enero de 2009, han consistido en la limpieza del pilar y el terreno colindante, el desbroce manual de vegetación intrusiva y la recogida de residuos sólidos o  plásticos. También se ha llevado a cabo la eliminación de líquenes con método mecánico, la eliminación de elementos y obras parásitas halladas en el pilar, la reconstrucción del mismo mediante reproducciones de morteros originales y la entonación cromática y protección final de la obra con pigmentos minerales, así como la colocación de reproducciones de grapas en las zonas donde se perdieron las originales.

La actuación, llevada a cabo con la autorización de la Consejería de Medio Ambiente, ha supuesto una inversión de 3.272 euros. El pilar, que recuperará tras esta intervención su uso como fuente pública, conserva una inscripción que hace constar que Juan Jiménez Manjón, familiar del Santo Oficio,  hizo esta fuente y el puente, actualmente tapado por la carretera en 1674. Igualmente la restauración ha permitido descifrar un escudo que conserva la infraestructura, símbolo de un alto rango perteneciente a la Orden de Calatrava. La restauradora Eva Montilla ha agradecido a Juan Ruiz, vecino del lugar, su continua colaboración, que ha permitido descifrar todas estas inscripciones conservadas en el lugar.

Igualmente Lara Cantizani ha informado de la culminación de los trabajos de restauración de la escultura de la rana que se ubica en las instalaciones del Parque Infantil de Tráfico desde la década de los años 60.

La intervención, con un coste de 171 euros, ha sido también llevada a cabo por la empresa Eva Montilla Restauración, responsable de la limpieza mecánica de la escultura, la eliminación  manual del cemento utilizado para tapar la canaleta de conducción de aguas, la reintegración de las zonas perdidas a causa del paso del tiempo y la entonación cromática de la escultura, a la que se ha aplicado además un producto hidrofugante para garantizar su uso como fuente pública sin provocar nuevos deterioros. La actuación ha supuesto un coste económico de 171 euros.