Presentadas las Fiestas Aracelitanas 2017

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El Ayuntamiento de Lucena ha iniciado la cuenta atrás oficialmente para la próxima edición de las Fiestas Aracelitanas que se celebrarán del 5 al 8 de mayo con la presentación de las diferentes personalidades que tomarán partido de los diferentes actos oficiales organizados por el Consistorio y la Archicofradía de María Santísima de Araceli.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la teniente de alcalde de Presidencia, Teresa Alonso, han presidido un acto que ha contado con la presencia del vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera, en representación del pregonero de las Glorias de María de Araceli, el obispo de Bilbao, Mario Iceta, además de la corte de damas presidida por Araceli Dorado, nombrada Aracelitana Mayor. También han asistido Manuel Roldán (Manijero de la Virgen de Araceli en su día), Rafael Haro (Manijero de la Patrona en su Bajada a Lucena), Manuel Navarro (Manijero de Subida) y el autor del cartel, Miguel Cantero.

A todos ellos se ha referido el alcalde lucentino, durante su intervención, como “la voz del pueblo de Lucena” durante las Fiestas Aracelitanas de este  año. “Sois, de una u otra forma, valedores de sus sentimientos y emociones, sois portadores de promesas, pero sobre todo tenéis el enorme privilegio de vivir vuestra devoción aracelitana cumpliendo un sueño que muchas personas no podrán cumplir”, de ahí “la importancia la tarea, del cometido, que habréis de asumir en los próximos días”.

Para Juan Pérez, este acto de apertura del calendario aracelitano representa “un día grande para Lucena”, pues “presentamos parte de nuestras costumbres y tradiciones, presentamos nuestra particular idiosincrasia, nuestra manera de entender, de vivir y de sentir el fervor aracelitano”.

Una composición del fotógrafo lucentino Miguel Cantero servirá de cartel para las Fiestas Aracelitanas 2017 tras resultar ganador del concurso convocado por la Concejalía de Fiestas. El propio autor ha explicado que el cartel incluye una fotografía del besamanos extraordinario de Nuestra Señora de Araceli, fundida con otra imagen detalle del interior de la ermita de la Sierra, para “transmitir una parte esencial del patrimonio de Lucena que conviene conocer a quien nos visite”.