El Consejo Escolar del colegio Antonio Machado solicita en el pleno dotar de un gimnasio a sus 600 alumnos utilizando una pista municipal anexa al centro

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La demanda de un gimnasio para el colegio público Antonio Machado, formulada ya hace tiempo por el Asociación de Padres y Madres La Estrella y también por el Consejo Escolar, protagonizó parte del pleno de octubre celebrado este martes por la Corporación municipal lucentina.


Al Salón de Plenos acudió una representación del Consejo Escolar, que al término de la sesión plenaria dio lectura a un escrito argumentando la petición de esta infraestructura de la que carece dicho colegio, aprovechando para construirlo una pista deportiva contigua perteneciente al Ayuntamiento. La educación física, indicaron, forma parte del servicio público educativo al que tienen derecho los 600 alumnos del Antonio Machado y sus 300 familias, de las que 250 están asociadas al AMPA. Además, el gimnasio beneficiará al barrio del que forman parte el alumnado y sus familias.

Previamente a esta intervención, la reivindicación de un gimnasio para el Antonio Machado protagonizó un debate político entre el equipo de gobierno municipal del PSOE y la oposición.

En nombre del PP, la edil Araceli Moreno, que representa al Ayuntamiento en el Consejo Escolar de este centro, pidió explicaciones a la concejala de Educación, Encarnación Camacho, por no haber contestado por escrito en octubre a la solicitud planteada en septiembre por el Consejo Escolar pidiendo edificar un gimnasio en la pista deportiva de titularidad municipal situada junto al colegio.

Según Moreno, Camacho se limitó a informar por teléfono a la directora del centro que no contestaría por escrito y que no es posible emplear fondos Edusi, de la Unión Europea, para financiar la construcción de la instalación reclamada por el Antonio Machado porque está situado en el centro de Lucena, dentro de la ronda de circunvalación, mientras que los Edusi están previstos para inversiones en barrios de la periferia.


ANIMALES DE COMPAÑÍA Y FAMILIARES DEL GUARDA PORTERO

Por otro lado, Araceli Moreno trasladó al plenario las quejas de la comunidad escolar del mismo colegio porque “un perro y un gato cohabitan” con los alumnos, provocando alergias en algunos alumnos y daños en el mobiliario que ha colocado recientemente el AMPA. Además, prosiguió la concejal del Partido Popular, familiares del guarda portero utilizan las pistas del colegio como aparcamiento particular. “Ponga orden, señora Camacho” concluyó Araceli Moreno.

Por su parte, la edil de Educación respondió que si “parece ser” que el guarda portero tiene animales de compañía y sus familiares se sirven del colegio como su parking privado, que el PP traslade estas cuestiones al pleno supone “ningunear al equipo directivo del Antonio Machado”. El Consistorio sólo intervendría en este asunto si la directora del centro hubiese tomado medidas ante estos hechos pero resultasen “ineficaces”. Camacho agregó que “no me constan las medidas que haya podido tomar” la dirección.

Encarnación Camacho refirió a continuación que con fecha 25 de mayo recibió un escrito solicitando la cubrición de la pista anexa al colegio. Posteriormente mantuvo una reunión con el AMPA La Estrella y un representante vecinal donde  le pidieron igualmente techar la pista. Después hubo un segundo escrito el 31 de julio remitido por el AMPA aunque no firmado por la asociación de vecinos del barrio solicitando un gimnasio en el emplazamiento de la pista aludida, demanda asumida luego en septiembre por el Consejo Escolar que esperaba contestación escrita de Camacho en octubre.

Pero no hubo tal contestación porque, según Camacho, lo que hizo fue telefonear a la directora para comunicarle que no podía responder por escrito porque le faltaban dos datos: consultar a la Mesa Técnica de los Fondos Edusi si era factible costear a su cargo el gimnasio, y de la misma manera conocer la opinión del colectivo vecinal.

Según Camacho, “los vecinos no quieren que el colegio se apropie de un espacio del barrio”, y además desde los Fondos Edusi le dijeron que no es posible destinar dinero al gimnasio porque el Antonio Machado está dentro de la ronda de circunvalación de Lucena, y no fuera como los restantes colegios a excepción del Barahona de Soto que también está comprendido en el interior de la ronda. En cambio, el Virgen de Araceli sí está fuera de la ronda, es decir en la periferia de la ciudad y no en el centro delimitado por la ronda,  por lo que en este caso sí se ha podido financiar con los Edusi el comedor escolar.

Dicho esto, la concejala de Educación se preguntó si el Ayuntamiento puede construir el gimnasio y con qué fondos. El gobierno municipal sí es partidario de techar la pista con el presupuesto municipal de 2019 sí así lo decide el pleno.

La edil popular Araceli Moreno replicó que Camacho pone en entredicho a la directora, a la que la concejala de Educación comentó por teléfono que no le contestaría por escrito y que no se usarían Fondos Edusi. “Usted dice una cosa y la directora me ha dicho a mí otra”, aseveró Moreno.

La “consulta con los vecinos” mencionada por Camacho fue una visita nocturna el pasado lunes al domicilio particular del presidente de la asociación vecinal, según Moreno, lo que Camacho no negó.

La concejal popular insistió en los Fondos Edusi como herramienta para atender una carencia importante como es la falta de gimnasio y lo es también el comedor escolar del Virgen de Araceli, aunque el alcalde Juan Pérez le repitió que no puede ser por estar el Antonio Machado dentro de la ronda.

Por último, Moreno puntualizó que al guarda portero del colegio se le ha dicho “muy educadamente” que no puede tener allí animales pero sigue teniéndolos y que apenas hacía una hora, durante la celebración del pleno, un familiar del portero había aparcado en el interior del centro escolar.

Encarnación Camacho retomó la palabra para instar a que la directora le mande un informe acerca de todas estas cuestiones relativas al Antonio Machado y si no ha solucionado lo de los animales y los aparcamientos indebidos, el Ayuntamiento intervendrá.

El concejal no adscrito Vicente Dalda indicó que si no es legal usar los Fondos Edusi para construir el gimnasio, hay que buscar otra solución para poder optimizar al máximo el uso de dos espacios públicos como son el colegio Antonio Machado y la pista adyacente propiedad consistorial, y propuso una solución escalada como organizar primeramente horarios para usar la pista tanto vecinos como alumnos, para en un segundo paso techarla y finalmente crear el gimnasio.

Encarnación Camacho apostilló que el gobierno municipal no niega que el colegio use la pista y que se teche, pero no cerrarla convirtiéndola en gimnasio escolar porque “es más rentable que no esté cerrada”.