Las empresas de madera estructural de Andalucía también reivindican a la Junta que solvente los impagos que mantiene con el Cemer

Viernes, 18 de Octubre de 2013 11:38 Noticias - Economía
Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La Asociación de Empresas de Madera Estructural de Andalucía, A2ME, creada en 2009 sin ánimo de lucro para lograr una mayor competitividad en el mercado y mejorar de la cualificación de los trabajadores de las empresas asociadas entre otros objetivos, y que está integrada por la totalidad de entidades regionales del subsector de las estructuras de madera en la comunidad autónoma de Andalucía. Desde su creación,  mantiene una estrecha vinculación con el Consorcio Escuela de la Madera, entidad donde reside su sede social y cuyo apoyo formativo es fundamental en la consecución de uno de sus principales objetivos, la cualificación de los profesionales.

Por ello, durante la celebración de su Asamblea General el pasado 17 de octubre de 2013, los miembros de la Asociación consensuaron un manifiesto de apoyo ante la delicada situación que el Consorcio Escuela de la Madera está viviendo actualmente, en la que los cursos siguen sin comenzar y la falta de financiación desde hace meses amenaza el funcionamiento diario del Centro.


Asimismo, dicho manifiesto hace especial hincapié en la labor que CEMER hace para potenciar el desarrollo del sector y de sus empresas y profesionales, no sólo con las acciones formativas que siempre han cubierto la demanda de competencias reales solicitadas por el sector, sino por el respaldo que este Centro de Referencia Nacional ofrece con su asesoramiento en materias de gestión, de diseño, de nuevas tecnologías y desarrollo de productos, además de los materiales didácticos y recursos formativos que pone a disposición de todos los profesionales para su reciclaje y adquisición de nuevas capacidades.

Por tanto, la Asociación A2ME hace público su apoyo y solicitud de soluciones inminente por parte de la administración andaluza competente para que un Centro de formación e innovación con una trayectoria avalada por inmejorables cifras de inserción gracias a la integración de los jóvenes en un mercado laboral tras la adquisición de una alta cualificación, no sufra la incertidumbre actual y pueda continuar con su labor formativa, imprescindible para el sector madera, mueble y afines.