El Lucena CF ficha a Marcos

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

La secretaría técnica del Lucena CF acaba de confirmar en la tarde de hoy jueves que ha llegado a un acuerdo satisfactorio con el defensa lateral derecho Marcos, procedente del Osasuna B, que volverá a ser jugador del conjunto lucentinista después de un amplio periplo por distintos equipos de la geografía nacional.

Marcos Luis Pérez Trujillo, conocido futbolísticamente por Marcos, es un jugador nacido en Lucena el 30-09-89, por lo que cuenta en estos momentos con 23 años. Mide 1,74 metros y pesa 73 kgs.

El nuevo futbolista del Lucena será el símbolo de la cantera celeste después de la baja del veterano Pineda y tendrá que luchar por un puesto con Cruz, si al final se llega a renovar al ex futbolista del Sporting de Gijón B.

Marcos destacó en las categorías inferiores del Atlético Lucentino Industrial, lo que propició el interés del Córdoba, en el que llegó a jugar como centrocampista desde el equipo cadete  hasta llegar al filial. A pesar de fue convocado con el primer equipo en  Vigo en un partido de Segunda División, al final Marcos terminó  su etapa en el Córdoba B tras jugar dos temporadas cedido en el Antequera y Écija Balompié en el grupo IV de Segunda B en una posición diferente, es decir, como defensa lateral derecho.

Su buena campaña con los astigitanos, le supuso el premio de fichar por el filial del Osasuna, en donde ha jugado los tres últimos ejercicios ligueros. En la temporada 2.011-12 tuvo el honor de debutar en Primera División con el conjunto pamplonica en el mítico Estadio Santiago Bernabéu con un resultado abultado de 7-1 para el Real Madrid, pero que en nada empaña los 32 minutos que jugó defendiendo la camiseta del Osasuna.

Cuando todo hacía indicar que José Luis Mendilibar iba a contar regularmente con Marcos para el primer equipo navarro, tuvo la fatalidad de lesionarse gravamente con el ligamento cruzado anterior de su rodilla, que le tuvo apartado de los terrenos de juego seis meses.

Por ese motivo, le costó trabajo entrar en la dinámica del filial del Osasuna en la pasada temporada en el grupo II de Segunda B, a pesar de lo cual jugó 23 partidos como titular. Sin embargo, llegó a conocer el revés del descenso a Tercera. Ahora, inicia una etapa próspera en el Lucena, donde le tocará ganarse el apoyo de su fiel afición.