El jueves, a las doce de la mañana, Día D y Hora H para que la Plataforma Salvemos al Lucena CF pague la mitad de la deuda con los jugadores y tome las riendas del club, o el equipo baje a Tercera si algún jugador se niega a liquidar

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Jueves 29 de julio. Doce de la mañana. Día D y Hora H para el Lucena CF y la Plataforma Salvemos al Lucena CF que pretende constituirse en junta gestora y tomar las riendas del club la próxima temporada.

El jueves a esa hora, la Plataforma tiene previsto abonar uno por uno y en efectivo a todos los integrantes de la plantilla del conjunto celeste la mitad del dinero que se les adeuda, deuda que en total asciende, según las denuncias presentadas por los jugadores ante la AFE, a 514.000 euros, pero que ha quedado reducida a la mitad según los compromisos verbales que todos los jugadores han alcanzado con la Plataforma.

De los 257.000 euros que la Plataforma debe abonarles el jueves, dos días antes de que expire el plazo marcado por la normativa para que los clubes solventen sus deudas con los jugadores si quieren evitar el descenso administrativo, hay que restar el dinero adeudado al jugador David Cabello, que pagará el presidente saliente de la entidad, Francisco Ramírez Aceituno.

La Plataforma ya dispone del resto, unos 180.000 euros, adelantados desinteresadamente por personas y empresas de Lucena a los que la junta gestora se ha comprometido a devolverles esa cifra con cargo a lo que se recaude con la venta de abonos que dará comienzo la semana que viene, toda vez que cuando se liquiden las deudas el jueves, simultáneamente, tenga lugar la firma ante notario del traspaso de poderes desde la actual junta directiva a la gestora.

Ahora bien, el portavoz de la junta gestora, Juan Jiménez, ha advertido de que todo puede irse al traste si el jueves algún jugador se niega a firmar su finiquito, cobrando la mitad de lo que se le deba, y a rubricar un documento por el que retira su denuncia ante la AFE. Basta con que un solo jugador se niegue a firmar, o ni siquiera se presente a la hora prevista el jueves, para que ni él ni ninguno de sus compañeros cobren y la Plataforma renuncie a convertirse en gestora, con lo que el equipo seguiría comandado   por la directiva de Ramírez Aceituno y descendería administrativamente a Tercera al no haber logrado saldar las deudas con los jugadores y que éstos retirasen todas sus denuncias.

Juan Jiménez ha destacado hoy en rueda de prensa la incertidumbre que reina en Lucena ante el futuro del equipo con los avatares de los últimos meses, pero también la ilusión de muchas personas, incluso no aficionadas al deporte rey, que desean que el Lucena CF salga del atolladero y continúe su trayectoria en Segunda B.

El acuerdo por el que los jugadores renuncian a la mitad de lo que se les adeuda les libera de seguir unidos contractualmente con el Lucena, si bien la gestora ha propuesto a varios de ellos que continúen en el club. El mayor escollo, según resaltó Jiménez, era conseguir los 180.000 euros, lo que está resuelto gracias al trabajo de la gestora y al esfuerzo del alcalde José Luis Bergillos y del concejal de Deportes, Emilio Montes, demostrado con hechos según el portavoz,  a quienes Jiménez ha dado expresamente las gracias, haciéndolas extensivas al equipo de gobierno y a toda la Corporación municipal.

Jiménez indicó que si algún jugador se niega a firmar, tan sólo cobrará un 10 ó 15% de su deuda que le abonaría el fondo de garantía de la AFE, muy inferior al porcentaje del 50%, el cual aún así es “lamentable” a juicio del portavoz de la gestora porque lo que se querría es pagar la totalidad de la deuda pero eso no es viable. El traspaso de poderes se hará una vez liquidada la cuestión económica para evitar que, si finalmente algún jugador no firma y tiene lugar el descenso, éste no se produzca con la junta gestora ya al frente del club de manera oficial. Jiménez agradeció la labor de Francisco Ramírez Aceituno y sus directivos en estas dos últimas temporadas.

Ahora bien, si la gestora utiliza el dinero de los abonos para devolver la cantidad adelantada por personas y empresas de Lucena para solventar los pagos antes del 31 de julio, ¿con qué presupuesto contará para afrontar la temporada? Según el portavoz, la gestora piensa apoyarse en los patrocinios, la publicidad y subvenciones que solicitará. No se cuenta para 2011 con subvención municipal porque ésta, de 135.000 euros, se encuentra pignorada al crédito que recibió el Lucena CF hace un año para abonar la deuda de la temporada precedente.

Desde la Plataforma Salvemos al Lucena CF señalan que están abiertos a la incorporación de cualquier persona que desee trabajar por el club y reconocen que el pago de la mitad de la deuda servirá para salvar al enfermo de un estado crítico, pero que después es vital que el pueblo de Lucena se vuelque con el equipo comprando abonos. Una vez que tome las riendas, la gestora se transformará en junta directiva ordinaria tras un proceso electoral y su intención es dirigir los destinos del Lucena durante cinco años,  plazo que estiman para llevar a cabo el proyecto deportivo que quiere desarrollar, cuya meta principal es que el club logre autofinanciarse, alcanzando la estabilidad económica que evite nuevas situaciones de descenso o desaparición por déficit y endeudamiento.

Jiménez apuntó que Rafael Carrillo “Falete”, como primer entrenador, y Juani Cantero, como segundo entrenador, secretario técnico y encargado de las categorías inferiores trabajan en los aspectos deportivos, donde, a falta de rubricar los contratos una vez superado el trance del jueves, ya está apalabrada la presencia de once jugadores, entre ellos Tony García, Domingo, Miguel Jiménez, Jesús Lanza, Oscar Ventaja, Sarmiento o José Manuel, este último pendiente de aclarar su situación con el Antequera. La gestora no tiene prisa por cerrar la plantilla, en la que este año no hay obligación de cubrir las veinticinco fichas, y se apuesta por la cantera y no por fichajes estrella.

¿Y qué pasa con las deudas pendientes con proveedores y con antiguos trabajadores no deportivos? La intención de la gestora es negociar con empresas y ex empleados para saldarles poco a poco lo que se les debe, siendo deudas que el club arrastra no sólo de la directiva saliente, sino de las anteriores, precisó Juan Jiménez.


El nuevo Estadio Municipal de Fútbol, en fase de construcción, podría estar listo para el primer partido de temporada, el 29 de agosto, pues la empresa adjudicataria de las obras, Jícar, ha adelantado los plazos. No obstante, si no resultase así, o si las gradas no estuvieran instaladas al completo, el Lucena podría solicitar cambiar la fecha de ese primer encuentro con el Poli Ejido, posibilidad a la que los clubes pueden acogerse una vez por temporada, para así ganar tiempo hasta que concluyesen los trabajos. También podría trasladarse ese primer partido a la Ciudad Deportiva por idénticos motivos.

El campo dispondrá de un nuevo modelo de asiento para la tribuna cubierta, más ancho que los asientos de la Ciudad Deportiva, así como de césped artificial de última generación. Los abonados recibirán asimismo una tarjeta con su abono donde podrán indicar qué hora prefieren para la celebración de partidos, exceptuando aquellos encuentros en los que por mandato federativo haya que disputarlos en una hora concreta o aquellos partidos que por circunstancias o por petición de los equipos contendientes haya que disputar en una hora determinada. Con sus datos personales recogidos en dicha tarjeta la gestora podrá convocarlos a asambleas cuando lo estime conveniente.