El Lucena CF reconoce sus “aires de grandeza” y que seguirá con déficit en las próximas temporadas en su plan de saneamiento, basado en más subvenciones municipales, patrocinios sin confirmar, ahorro en pizzas o reducir derechos laborales de la plantilla

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

El Lucena CF ha presentado un plan de saneamiento a los grupos municipales del Ayuntamiento de Lucena para que el equipo “tenga viabilidad para la próxima temporada 2009/2010”. Con este plan, el club pretende que el Consistorio le entregue 350.000 euros antes del 31 de julio de este año para saldar la deuda que arrastra, opción que las tres fuerzas políticas representadas en la Corporación local han rechazado.

El plan de saneamiento firmado por el presidente del Lucena CF, Francisco Miguel Ramírez Aceituno, y remitido al alcalde José Luis Bergillos con fecha 17 de junio de 2009, incluye una “hoja de ruta” según se cita en el propio texto “sobre las medidas que podemos adoptar para una reducción presupuestaria para la próxima campaña”. El presidente se despide de Bergillos “en espera de sus positivas noticias”.

 

En la hoja de ruta, el Lucena CF reconoce de entrada que con los 600 abonados con los que ha contado en la temporada 2008/2009 no puede soportar un presupuesto de un millón de euros. Por eso, si no logra incrementar “de manera notable” sus ingresos, se verá obligado a reducir, como mínimo, entre un 20 y un 30% sus gastos de cara a la próxima temporada 2009/2010.

La hoja de ruta se articula en varios puntos:

1) “Mayor presencia de la cantera”

El club busca potenciar la cantera en su primer equipo porque los jugadores locales son más baratos e incluirlos en la plantilla principal servirá para “demostrar a los 200 niños que practican fútbol en Lucena que pueden aspirar a jugar algún día en el equipo” y atraer así igualmente a los aficionados relacionados con estos jugadores canteranos. El Lucena también quiere incorporar a jugadores lucentinos que ahora militan en otros equipos profesionales.

 

2) “Recorte presupuestario en el coste de la plantilla 09/10”

La entidad planea disminuir, como mínimo, entre un 15 y un 20% el coste de la plantilla, pasando de los 680.000 euros dedicados a este fin en la temporada recién finalizada a los 600.000 prespuestados para la venidera.

El tope salarial anual para cada jugador quedará fijado entre los 24.000 y los 30.000 euros, y aparte tanto jugadores como técnicos cobrarán premios “por objetivos conseguidos”, de forma que se pagará más si los resultados deportivos son positivos porque se producirán más ingresos. La plantilla cobrará mediante 12 mensualidades a abonar entre agosto de 2009 y junio de 2010, más una paga extra en Navidad.

3) “Reducir los gastos por Seguridad Social, somos un club aficionado, no profesional”

En este epígrafe, la hoja de ruta sostiene que lo ideal sería mantener a los jugadores dados de alta en la Seguridad Social, “pero debemos mentalizarnos y mentalizar a nuestros jugadores que somos un club semiprofesional o aficionado”. Además, prosigue el documento, “tener dados de alta a 5 ó 6 jugadores tiene un coste de 65.000 euros”. El presidente firmante dice que “en mi opinión no deberíamos tener a ninguno, como hacen el 90 % de los clubes de 2ª B ya que sus jugadores deben ser amateur y no profesionales”.

4) “Evitar el pago de alquiler de jugadores y técnicos”

El Lucena CF ha destinado en la temporada acabada en mayo 80.000 euros para sufragar el alquiler de las viviendas de jugadores y técnicos. Para el próximo curso, según consta en la hoja de ruta,  “hay que intentar no pagar la vivienda al margen de los contratos porque supone casi un 10% del total del presupuesto. Los jugadores/trabajadores deben asumir el coste de la vivienda como algo propio”. El club señala que de esta manera podrá ahorrar 60.000 euros.

5) “El Lucena no puede permitirse el lujo de hacer una concentración”

El club indica en este aparcado que “desde la temporada del ascenso de Tercera, el Lucena CF se ha concentrado en pretemporada. Esto supone un gasto supérfluo motivado por los aires de grandeza impropios de un club como el nuestro”. Anulando las concentraciones, el Lucena CF intenta ahorrar 10.000 euros anuales.

6) “La ropa, siempre directamente con el fabricante”

Aquí se explica que “hasta ahora se ha gestionado la ropa deportiva a través de intermediarios, lo que supone un incremento en los costes”, por lo que la entidad quiere a partir de ahora negociar directamente con un fabricante, pagándole una parte del material del fútbol base a cambio de que facilite todo el material del primer equipo. Dicho acuerdo permitiría ahorrar entre 10.000 y 15.000 euros al año.

7) “Los abonos”

El club se ahorraría 5.000 euros anuales si sustituye los actuales carnets de plástico de los abonados por carnets de cartón plástico.

8) “Seguridad”

El Lucena CF espera ahorrar 5.000 euros por temporada si contrata menos vigilantes privados de seguridad en sus partidos y solicita mayor presencia de agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, “Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local”, según figura en la hoja de ruta.

9) “Desplazamientos Primer Equipo”


El equipo no pecnoctará fuera en algunos de sus desplazamientos cuando juegue fuera de casa, y en estas ocasiones, “la cena de regreso por medio de pizzas” suponía 280 euros por partido, multiplicados por 19 encuentros, ascienden a 5.320 euros, por lo que “para esta temporada podríamos encargar el Pic-Nic en el Bar Los Pinos de Lucena”, lo que saldría a 130 euros por partido, total 2.470 euros durante la temporada.

Independientemente de estas propuestas, las cuentas de la temporada 2008/2009 y las previsiones financieras para las temporadas 2009/2010 y 2010/2011 certifican la cruda realidad del Lucena CF.

Los gastos de la temporada 2008/2009 fueron de 1.321.576´80 euros, frente a unos ingresos de 775.662,68 euros.

Los 1.321.576,80 euros de gastos provienen de múltiples conceptos como gastos de alquiler del local de sus oficinas, alquiler de los pisos de los jugadores y cuerpo técnico, salarios de la plantilla (696.542 euros, no los 680.000 que el club alega en el punto 2 de la hoja de ruta), sueldos de los técnicos y del director general (212.400 euros), personal no deportivo, desplazamientos, servicios médicos, luz, teléfono, gastos de imprenta, comisiones de publicidad, Seguridad Social o material deportivo, entre otros. A esto hay añadir otros 420.000 euros de pagos afrontados correspondientes al mandato de Jon Ander, en la temporada 2007/2008, por deudas aplazadas de jugadores, denuncias de la AFE, gastos bancarios y cantidades embargadas.

Los 775.622,68 euros de ingresos proceden de los ingresos de taquilla (59.535 euros), diplomas, publicidad (129.476 euros), abonos (105.635 euros), la subvención del Ayuntamiento (130.000 euros según el plan de saneamiento presentado por el Lucena CF, aunque según el Consistorio ha sido mayor, de 135.000 euros), más ingresos de Canal Sur y de marcas patrocinadoras como Pepsi, Hotel Prestige Lucena o Mahon (varias de ellas “pendientes de cobro” según el documento del club), 4.500 euros otorgados por la Consejería de Turismo también pendientes aún de cobro y 48.075,25 euros de aportaciones efectuadas por los directivos del club.

Para la temporada 2009/2010, el Lucena prevé un nuevo y abultado déficit de unos 250.000 euros, pues calcula que gastará 1.025.868 euros y sólo ingresará 774.211,24 euros, en ambos casos por los mismos conceptos antes citados.

Pero comparando las distinas cifras de ingresos percibidos en 2008/2009 y las que espera lograr para 2009/2010, las previsiones de ingresos parecen demasiado optimistas. Así, esperan  recaudar 75.000 euros en taquilla, 50.000 por la venta de abonos de ayuda al Lucena CF, dan por segura una subvención municipal más elevada, de 150.000 euros (y en las previsiones de ingresos  para 2010/2011 el club vuelve a incrementarla y la sitúa en 165.000 euros), más patrocinos sin confirmar porque aún están “por negociar” según el club, entre los que destacan los 81.201 euros de Cajasol y las aportaciones de Córdoba 2016, Mahou, Hotel Prestige Lucena, la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía o la Universidad de Córdoba.

Por último, para la temporada 2010/2011, el Lucena CF estima que tendrá otra vez déficit, pero menor, pues prevé gastar 925.568 euros e ingresar 774.221,24, elevando a 165.000 euros la subvención municipal y con patrocinios por negociar.

Igualmente interesantes son los datos de taquillaje que el club ofrece en el plan de saneamiento, puesto que dejan en evidencia uno de los argumentos que esgrime el Lucena CF para exigir que el Ayuntamiento le entregue 350.000 euros antes del 31 de julio, alegando que se ha visto gravemente perjudicado al resentirse la taquilla por el traslado desde el antiguo estadio municipal al campo de la nueva ciudad deportiva. Así, la recaudación en taquilla en la temporada 2008/2009 alcanzó los 59.535 euros, para la próxima temporada 2009/2010, a disputar de nuevo en el campo de la ciudad deportiva, el Lucena CF presupuesta en el capítulo de ingresos por taquilla 75.000 euros, y para la temporada 2010/2011, cuando, previsiblemente, ya podrá jugar en el nuevo estadio de fútbol de Los Polvillares, el club calcula que la taquilla le rendirá 85.000 euros.