26 alumnos daneses del Skobrynet Teaterskole de Vaerebro realizan un intercambio cultural con la Escuela de Teatro Duque de Rivas y la Escuela Municipal de Música y Danza

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la concejal de Educación y Cultura, Encarnación Camacho, han recibido en el Ayuntamiento al alumnado danés participante en el intercambio cultural que desde hace ocho años lideran en la localidad la Escuela de Teatro y la Escuela Municipal de Música y Danza.

El viaje a Lucena de 26 alumnos del Skobrynet Teaterskole de Vaerebro, en Dinamarca, ha dado la réplica a la estancia de hace unas semanas de 24 escolares de Lucena en la ciudad danesa, formando ambas experiencias un intercambio que permite a los chavales integrase en la vida diaria de las familias, adaptándose a las costumbres de la ciudad de acogida durante una semana.

En esta ocasión, durante su estancia en Lucena los jóvenes daneses han aprendido un poco más sobre nuestro flamenco, patrimonio inmaterial de la Humanidad, además de participar en los talleres de danza española, cajón y flamenco, expresión corporal y clases de musical en ambas escuelas lucentinas. Como viene siendo habitual en estos intercambios, los jóvenes daneses han representado el espectáculo musico-teatral preparado para la ocasión. Viajes culturales a Córdoba, Monteayor, Rute e Iznájar completa su estancia en Andalucía.

Lucena y Vaerebro vienen organizando este intercambio cultural y educativo desde 1990 cuando nació de la mano de Curro Angulo, ligado a la Embajada de España en Copenhague, creando desde entonces un puente cultural entre los dos países con un importante vínculo.

Al principio fue con el grupo de teatro de Pepe Cañas, después con la Escuela de Teatro con Julio Flores al frente, y desde hace 8 años se hace con un proyecto en común entre la Escuela de Teatro y la Escuela Municipal de Música y Danza, donde los alumnos adolescentes de ambos centros, durante todo el verano, crean junto con sus profesores una obra para estrenar en este centro danés.

Este tipo de experiencias, cuentan sus organizadores, crea unos lazos entre países totalmente diferentes tan sumamente fuertes, que son capaces de romper los miedos a salir al exterior sin prejuicios y caminar hacia una unión y un respeto entre las culturas fundamental en estos momentos de la historia.