Rute corona a su Patrona la Virgen del Carmen con el madrinazgo de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El Parque de Nuestra Señora del Carmen de Rute acogió el sábado la Santa Misa de Coronación Canónica Pontificia de María Santísima del Carmen quien, entre un clamoroso fervor de devoción y amor carmelitano, ya puede alzarse como Reina Coronada. Ante más de 2.000 personas, la Patrona de Rute recibió su Coronación Canónica a las 21.45 horas, de manos de monseñor Don Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba.

Sin duda alguna, jornada histórica para la Villa de Rute y especialmente para los miembros de la Archicofradía de María Santísima del Carmen y de la Comisión de Coronación Canónica de María Santísima del Carmen que durante cinco años han trabajado arduamente para hacer realidad este gran acontecimiento religioso que marcará sus vidas y la de todos los asistentes.  Durante su Homilía, el Obispo de Córdoba ha resaltado que Rute es un pueblo “salvado porque tiene a su Madre y, con una Madre, nos sentimos seguros, protegidos, queridos. Con Madre nos sentimos hermanos”. En este sentido, ha señalado la devoción mariana a la imagen de Nuestra Señora del Carmen en Rute donde “todos las llevan en su retina, en su corazón, en su cartera, en su pecho”.

Igualmente, ha destacado que “venerar tu imagen bendita es sentirte cerca porque las imágenes nos representan a la persona. Besar tu escapulario es rendirte homenaje de amor y compromiso de vida cristiana para que nos lleves a tu Hijo bendito, nuestro Señor Jesucristo”. Minutos antes de proceder a coronar a la imagen de Nuestra Señora del Carmen y su bendito Niño, obra de Díaz Roncero y restaurada por Don Alberto Quirós, el Señor Obispo ha querido significar que “primero es coronado el Hijo. Él es Dios, nuestro Señor, que es llevado como Niño en brazos de su Madre, y después coronamos a la Madre, como la ha coronado su Hijo cuando ha llegado al cielo, llevada por los ángeles el día de su glorificación. Hoy también en Rute es Jesús quien corona a su Madre”. “Colocar hoy una corona en sus sienes es un gesto simbólico de amor, es como un beso de amor de todos los hijos a su Madre del cielo”, ha manifestado, al tiempo que ha confesado “sentirse especialmente honrado de representar la fe de este pueblo de Rute y en nombre de todos vosotros ceñirle esta corona con el aplauso de todos”.  
 
Autoridades civiles y militares

Tras el saludo a los miembros  de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen de Rute, a los que ha agradecido que “que hayáis puesto en lugar preferente a los más necesitados, porque ellos también son sus hijos, sus hijos predilectos“, el Obispo de Córdoba ha alabado la obra social llevada a cabo por la Archicofradía y se ha dirigido  a  las autoridades civiles presentes en el acto de Coronación, a las que ha trasladado su felicitación por la asistencia “adecuada” al acto ya que “en un estado aconfesional como el nuestro, la presencia de las autoridades civiles no está fuera de lugar, al contrario, tenéis vuestro lugar, el de representantes legítimos de un pueblo que vibra hoy con la devoción a la Virgen del Carmen”.  Finalmente, el Obispo de Córdoba ha concluido su alocución solicitando la bendición de la Virgen del Carmen para los niños, los jóvenes, familias y ancianos y ha extendido su petición especialmente a los enfermos y a los que se sienten más necesitados para los que ha pedido “una gracia especial en este día”. Al terminar su Homilía, Monseñor Don Demetrio Fernández ha pedido un regalo especial para la Iglesia: “haz que alguno de tus hijos de Rute se sienta llamado para ser sacerdote de tu Hijo y tú, Madre, asístele con tu amor y tu fuerza para responder generosamente a su vocación.”  

 

Más de 2.000 personas

En torno a treinta sacerdotes, entre ellos, el M. I. Sr. D. Manuel María Hinojosa Petit, Delegado Episcopal de Coronación y Maestro de Ceremonias; el vicario episcopal de la Campiña, Ilmo. Sr. D. David Aguilera Malagón; el Arcipreste de Lucena-Cabra-Rute y consiliario de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen de Rute, Rvdo. Sr. D. Juan Carrasco Guijarro; y el Rvdo. Padre D. Juan Dobado Fernández, Prior del Convento Carmelita del Santo Ángel de Sevilla, entre otros, han acompañado al Obispo de Córdoba en la celebración de la Santa Misa. Cabe destacar la asistencia a la Santa Misa de Coronación Canónica Pontificia de los hermanos de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli de Lucena, Madrina de la Coronación y primera Virgen Coronada de la provincia de Córdoba en 1948, y de Anselmo Córdoba Aguilera, Teresa Córdoba Prieto, Francisco Javier Córdoba Aguilera y Rosario Aguilera Rabasco, que actuarán como Padrinos de la Coronación.

Igualmente, han asistido, más de cincuenta autoridades civiles y militares, más de ochenta cofradías ruteñas y foráneas, todos los hermanos de la Archicofradía, las cortes de Reinas y Dama de Honor desde el año 1972, los pregoneros y hermanos mayores de años anteriores y un nutrido grupo de ciudadanos de toda la comarca que no han querido dejar de vivir este momento histórico en primera persona.  La nota musical la han puesto la Orquesta Sinfónica Ciudad de Priego, la Coral Cantoría de Jaén, la Coral Bel Canto de Rute y los solistas Verónica Molina Ruiz, soprano; Miguel Arjona Varo, tenor; Alicia Naranjo Molina, Mezzosoprano; y Javier Márquez Arroyo, barítono, todos ellos bajo la dirección de Francisco José Serrano Luque. La Santa Misa culminará con un espectáculo de fuegos artificiales coordinado por la firma Pirotecnia Zaragozana.  Entre nardos, rosas y eucaliptos, la Patrona de Rute hacía su entrada en el Parque de Nuestra Señora del Carmen pasadas las 20:00 horas, ataviada con su nueva saya, regalada y confeccionada por el artista sevillano Don Ignacio Escobar Guisado, y bajo un nuevo techo de palio regalado por parte del Grupo Joven de la Archicofradía Juventus Carmeli y de numerosos fieles y devotos de Nuestra Señora del Carmen. La santa Misa de Coronación ha finalizado con los sones del Himno a la Coronación de nuestra Patrona, con música de D. Miguel Herrero y letra de Dª. Ana Burguillos; y el Himno de Coronación del Carmen de Rute, con música y letra de D. Antonio González Écija, estas dos últimas serán interpretadas durante la Santa Misa.  

Cinco siglos de Devoción Carmelita en Rute

Desde que en el año 2014 la Archicofradía de María Santísima del Carmen iniciase el proyecto que culminara el próximo sábado, muchas han sido las horas de trabajo dedicadas por parte de la Comisión de Coronación a este proyecto que pone de manifiesto la devoción carmelita que existe en este municipio cordobés y que se extiende fuera de sus fronteras. Fue el pasado 13 de septiembre de 2017 cuando la Archicofradía recibió el Decreto de Coronación Pontificia de Nuestra Señora del Carmen, firmado por parte del Obispo de la Diócesis. En la actualidad, conforman la Hermandad más de 900 hermanos. Hasta la fecha, la Comisión de Coronación ha desarrollado un completo Plan Pastoral bajo el título ‘Evangelizando Rute con María’ que ha incluido seis ponencias formativas de temática mariológica y carmelita, así como la visita de la imagen de María Santísima del Carmen a las Capillas y Ermitas  de la localidad de Rute y a la Parroquia de San Francisco de Asís.

De otro lado, la Comisión de Coronación ha culminado en los últimos días el Proyecto de Obra Social y Caritativa, incluido igualmente en el Dossier de Coronación aprobado por la Diócesis de Córdoba y por Roma, que se ha centrado en la remodelación integral y puesta en uso de la nueva sede de Cáritas Diocesana en Rute con una inversión superior a 25.000 euros. La devoción de los ruteños por su Patrona se encuentra plenamente asentada en la Villa de Rute desde los albores del siglo XVII, aunque tiempo atrás ya estaba asentada la Archicofradía en la localidad, desde 1692. Desde esta fecha se han venido celebrando cultos ininterrumpidamente en Rute a la Virgen María bajo su advocación del Monte Carmelo. La información que se conoce apunta a que la Sagrada imagen de la Santísima Virgen del Carmen, Señora y Patrona de Rute, no sea anterior a 1692, año en el que está documentada la erección canónica de esta Archicofradía.