La Real Archicofradía de María Santísima de Araceli pone a la venta 500 columbarios que se ubicarán en el Salón de los Arcos del Santuario de Aras

Viernes, 13 de Julio de 2018 13:13 Noticias - Cofradías
Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El anuncio del inicio de la venta de los columbarios del Real Santuario de María Santísima de Araceli marca el inicio de este proyecto que dotará a la ermita con unos 500 columbarios que permitirán a los fieles y devotos aracelitanos descansar junto a su Madre. Las obras del columbario, valoradas en 90.000 euros, comenzarán una vez reservada una treintena de lóculi y contarán con un plazo de ejecución de dos meses.

El hermano mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Rafael Ramírez Luna, explicó que los columbarios tienen un precio de 3.000 euros más IVA, de los que hay que abonar 300 para hacer efectiva la reserva, obteniendo así una concesión por 50 años. Respecto a una posible financiación, explicó que la Archicofradía no va a financiarlos para que quien lo desee hacer lo haga en aquella entidad que le resulte más ventajoso.

Situado en el conocido Salón de los Arcos, el columbario contará con un pequeño oratorio y una celosía con puerta corredera para acceder al columbario que cuenta con una vidriera “que lo cualifica y da luz al espacio”, explicó el arquitecto redactor del proyecto, Manuel Roldán Fernández. El hermano mayor explicó que la venta de los columbarios permitirán sufragar las obras de los mismos así como satisfacer los gastos de mantenimiento del Santuario.

Proyecto de Accesibilidad

El proyecto de construcción de columbarios en la ermita forma parte de un ambicioso proyecto de accesibilidad en el Real Santuario valorado en 200.000 euros y que contempla la instalación de un ascensor que desde la tienda da acceso al columbario y al camarín de la Virgen permitiendo así el acceso a las personas con movilidad reducida, explicó Manuel Roldán resaltando que  “la actuación no afecta a la estructura ni estética del edificio ya que no se toca ningún muro ni estructura”.


La intervención contempla la creación de un recorrido accesible en la explanada para personas con movilidad reducida desde las aceras de la carretera y en el mirador del Santuario. Así mismo se reconstruirán las rampas existentes para adaptarlas a la normativa de accesibilidad y se creará otra rampa en el lateral izquierdo del Santuario para dar entrada al mismo desde la zona que se habilitará como apartamiento.


Manuel Roldan explicó que las obras se realizarán sin cerrar el santuario y las exteriores, que sí implican el cierre del recinto, se ejecutarán en los 50 días que la Virgen está en Lucena. Para la financiación del proyecto, la cofradía ha solicitado una subvención de 45.000 euros a la Diputación de Córdoba